martes, diciembre 18, 2018

Del drama a la incertidumbre de San Marcos de Arica en el día después del descenso

La igualdad ante Wanderers dejó al equipo último en la tabla de la Primera B 2018. Una temporada que se dijo que no sería fácil, pero en donde el cálculo falló.

El domingo 4 de noviembre del presente año se inscribió como uno de los capítulos más tristes en la historia del fútbol ariqueño. Por segunda vez en su historia San Marcos de Arica, antes Deportes Arica, desciende a la tercera categoría del fútbol chileno y tal como ocurrió en el 2005 dejará de ser profesional.

En aquella oportunidad el ex Deportes Arica debió refundarse por completo para participar en la naciente zona norte de la Tercera División, campeonato organizado por la ANFA.

Tras intensas gestiones que incluyeron a otros clubes de la zona del norte grande de nuestro país, incluido Deportes Iquique, Arica logró tener participación en el fútbol chileno de la mano del renombrado San Marcos de Arica, club que lograría convertirse en profesional el año 2007 al coronarse como campeón del fútbol amateur de la tercera división.

Hoy la tercera categoría del fútbol chileno es manejada por la ANFP, quién creó la denominada Segunda División Profesional, categoría que sirve de transición entre el fútbol amateur y el profesional, pero que no cuenta con los beneficios de los 32 clubes que componen la Primera A y la Primera B. Es decir, no hay dineros por televisión y tampoco subvenciones a series menores por parte de la ANFP.

Por tanto, ahora a San Marcos de Arica le tocará enfrentar días similares a los vividos en el 2005, en donde incluso el nombre de la institución podría verse modificado, aunque voces cercanas a la dirigencia actual sostienen que la participación en Segunda División sería manteniendo tal cual el nombre actual. Sin embargo, todo esto también deberá definirse en el futuro próximo según los cambios que vendrán al interior de la Sociedad Anónima Deportiva que hoy rige a San Marcos.

En cancha está claro que todo el plantel, incluido cuerpo técnico, finaliza contrato este mes, por lo cual la restructuración en lo deportivo será total.

En lo económico la incertidumbre es aún mayor, ya que el club saneó sus deudas anteriores gracias a un préstamo de 1 millón de dólares con el aval de la ANFP, por los dineros de la venta del CDF, de los cuales 2 millones de la divisa norteamericana quedarían en favor de San Marcos.

El problema es que esos dineros solo están “comprometidos” y aún no se tiene claridad de cuando llegarán a las manos del club. El problema es aún mayor ahora que San Marcos dejó de pertenecer al grupo de los 32 clubes del fútbol profesional, ya que existe el acuerdo que los dineros del CDF se repartirán entre los clubes profesionales que estaban durante este 2018, sin embargo, nadie asegura que una nueva postergación en la concreción de la venta del CDF por parte de la Fiscalía Nacional Económica ponga en peligro los intereses del club ariqueño, al ingresar dentro de los próximos meses un nuevo socio al grupo de los 32.

Ahora San Marcos de Arica vivirá un largo receso para volver a las competencias. Este año el torneo de la Segunda División Profesional arrancó la segunda quincena de abril, por lo cual la dirigencia y accionistas tendrán 5 meses para restructurar al club y comenzar con un trabajo que intente imitar lo realizado en el 2006 y 2007 años en los que se trabajó pensando en el retorno a la Primera B lo antes posible.

De no existir modificaciones de última hora en el sistema de torneo de la Segunda División, San Marcos deberá enfrentarse a otros 9 equipos en un sistema todos contra todos de dos ruedas, para luego los primeros 5 de la tabla luchar en una liguilla de ascenso en partidos todos contra todos de ida y vuelta.

Los traslados serán aún mayores, puesto que la mayoría de los equipos que componen esta división son de la zona central de nuestro país; Región de Valparaíso, Metropolitana, Región del Libertador Bernardo O`Higgins y zona sur. El más cercano rival será Deportes Vallenar.

La reglamentación en esta categoría también cambia, según las bases que han regido en los últimos años, solo se puede tener a 1 jugador extranjero en el equipo, y el plantel deberá estar conformado en su mayoría por jugadores sub-25, existiendo un cupo limitado para jugadores de mayor edad. Esto último podría significar el clamor de muchos hinchas que piden que se arme un equipo 100% ariqueño, con identidad y con jugadores formados en casa.

Otra de las incertidumbre estará puesta también en las series menores del club, ya que al salir del profesionalismo no podrán seguir participando de los torneos que organiza la ANFP, por tanto se perderían todas las series menores de San Marcos, o al menos, no tendrían mayor posibilidad de participación competitiva.

Se espera que en los próximos días la actual dirigencia del club llame a junta de accionistas, momento en el cual deberá realizarse la hoja de ruta que seguirá el club en los próximos meses, en donde además deberá existir una auditoría para conocer el detalle de las deudas y el camino que tendrán los dineros que ingresen desde la ANFP por la venta del CDF, aparte del bono que entrega el mismo organismo a los clubes que descienden, dineros que justamente se entregan como una garantía para que el club pueda sobrevivir el primer año en la nueva categoría, sin el amparo que entrega los derechos de televisión a los 32 clubes profesionales.

8,194FansMe gusta
328SeguidoresSeguir
2,271SeguidoresSeguir
646suscriptoresSuscribirte
Arica
cielo claro
19.5 ° C
20 °
19 °
68 %
2.1kmh
0 %
mar
23 °
mié
22 °
jue
23 °
vie
22 °
sáb
23 °

Titulares